miércoles, 4 de enero de 2017

Reseña: La importancia de no hacer nada (Oscar Wilde)



¡Hola a todos! Hoy vengo a hablaros de la primera parte del ensayo de Oscar Wilde, El crítico como artista. La primera parte la tituló La importancia de no hacer nada y es simplemente maravillosa. 




Autor: Oscar Wilde
Editorial: Rey Lear
Páginas: 80
Precio: 9,80€

En 1890, cuando ya goza de una brillante carrera como escritor, Oscar Wilde publica la primera parte de su ensayo El crítico como artista, que titula La importancia de no hacer nada. Con un lenguaje desenfadado y mordaz, propone que la labor del crítico es más meritoria que la del artista y aprovecha para escandalizar a la sociedad de su época con provocaciones y epigramas. Establece que la diferencia entre periodismo y literatura radica en que «el periodismo es ilegible y la literatura no se lee». Afirma que el público inglés «se siente mucho más a gusto cuando le habla un mediocre» y defiende los libros de memorias porque están escritos por personas que «han perdido por completo la memoria o nunca han hecho nada digno de ser recordado».”


 
No sé ni cómo acabé leyendo esto, estaba navegando por internet y al leer ese título tan impactante: La importancia de no hacer nada, dije "esto lo tengo que leer y además es muy corto". De verdad os lo digo es la lectura que más me ha hecho pensar en mucho tiempo. Tienen tanta razón sus palabras.

En este ensayo se nos presenta a Gilbert y Ernest que se encuentran en una sala. Gilbert toca el piano y Ernest lee un libro de memorias. Cuando Gilbert deja de tocar el piano comienzan a hablar de los libros de autobiografía, el arte, la literatura, la filosofía de Aristóteles y Platón… Pero lo más importante es la importancia de los críticos en todas las artes.

Wilde rompe con el tópico de que los críticos son artistas frustrados. Habla de la gran importancia que tiene le crítico e incluso llega a decir que es más difícil ser crítico que escritor. Visto así parece una locura pero los argumentos que da el autor son tan válidos que al final te acaba convenciendo.

Reflexionando he llegado a la conclusión de que es cierto lo que dice, al fin y al cabo el escritor trasmite al papel una historia que sale de él y ya está. Sin embargo el crítico va más allá de las palabras o de lo que se ve a simple vista. Para ser un buen crítico tienes que saber y documentarte mucho porque no es lo mismo ser un crítico que un buen crítico.

También  podemos encontrar bastantes rasgos del Esteticismo cuando hace una separación entre el crítico estético y el normal, por ejemplo. Ya que no a todo el mundo se le puede llamar crítico. Os dejo un pequeño fragmento sobre ello.

El crítico estético rechaza esas expresiones artísticas que sólo tienen una cosa que decir, y una vez dichas se vuelven simples y estériles, y se inclina por aquellas que sugieren, hacen soñar o influyen en el estado de ánimo, y cuya imaginativa belleza permite que todas las interpretaciones sean acertadas y ninguna definitiva. Sin duda, alguna semejanza habrá entre la obra creativa del crítico y la obra que la ha provocado, pero ese parecido no será como el existente entre la naturaleza y ese espejo que se supone que proporciona el paisajista o el retratista, sino el existente entre la naturaleza y la obra del artista decorativo.”

El ensayo está escrito en forma de dialogo como si de teatro se tratase. El estilo de Wilde es directo, irónico y no demasiado complejo. Podemos ver también el extremado gusto por la belleza y el arte.

En resumen, ha sido una lectura de reflexión, me ha dejado varios días pensando. Yo creo que todo el mundo debería dar una oportunidad a la obra.

¡Espero que os haya gustado la reseña!

¡Un beso!

4 comentarios:

  1. Simplemente fantástico....así se podría definir a Oscar Wilde y me ha gustado la manera en que describes este ensayo...Muchas gracias por compartirlo con nosotros...me ha encantado tu blog, por lo que , me quedo por aquí y eres bienvenida a visitarme cuando gustes...Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. M e alegra muchísimo saber que te ha gustado mi entrada, mil gracias por pasarte y comentar. Y sí, Wilde es un genio.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Hola,
    He escuchado muchísimo de este autor y quiero leer sin duda algo de él. Creo que este libro sería un buen comienzo. Gracias por tu reseña
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, creo que la mejor forma de empezar con Wilde es con su obra más famosa: El retrato de Dorian Grey.

      Un beso y gracias por pasarte.

      Eliminar